Cámara de congelación automática para productos cárnicos de Cárnicas Chamberí

Cámara de congelación automática para productos cárnicos de Cárnicas Chamberí

La cámara de congelación completamente automática de Cárnicas Chamberí, donde almacena productos cárnicos

Cámara de congelación automática para productos cárnicos de Cárnicas Chamberí

La empresa cárnica española Cárnicas Chamberí ha dado un gran salto cualitativo en la gestión logística de su cámara de congelación de Toledo. Recientemente, Mecalux ha diseñado, construido y puesto en marcha una bodega automática con capacidad para alrededor de 1.700 estibas. La solución elegida es el sistema Pallet Shuttle atendido por un transelevador, porque maximiza el espacio, agiliza los movimientos de mercancía y reduce el consumo de energía para generar frío.

  • Imágenes
  • Ficha técnica
    Cámara de congelación automatizada
    Capacidad de almacenamiento: 1.815 estibas
    Dimensiones de las estibas: 800 x 1.200 mm
    Peso máx. de las estibas: 1.000 kg
    Altura de las estanterías: 7 m
  • Descargue PDF

Más de 40 años de dedicación

Cárnicas Chamberí es una de las compañías cárnicas con mayor trayectoria en España. Nació en los años 30 con la apertura de una pequeña carnicería en la provincia de Toledo. Sin embargo, no fue hasta los años 60 que inauguró su primera fábrica.

Gracias a su experiencia, seriedad y espíritu de mejora, actualmente, la empresa se ha posicionado como líder del sector en su país. No obstante, su objetivo es expandirse a nivel internacional. En palabras de Juan Carlos Camacho Hernández, director financiero de Cárnicas Chamberí, “nuestras perspectivas de futuro incluyen incrementar el mercado, sobre todo en el suroeste asiático, algo que esperamos cumplir en menos de un año”.

La compañía posee un centro logístico en el municipio de Toledo y, poco después, ha inaugurado otro a pocos kilómetros de este, en la localidad de Casarrubios del Monte, ya que, según Juan Carlos Camacho Hernández, “necesitábamos más espacio de almacenaje”.

Tanto su planta de producción como sus dos centros logísticos cuentan con los últimos avances tecnológicos con el fin de mantener la competitividad y garantizar la máxima calidad de los productos. A la hora de equipar su segunda bodega, Cárnicas Chamberí contactó con Mecalux dado que, tal como señala el director financiero, “buscábamos un proveedor de soluciones automáticas que tuviera buenas referencias”.

De acuerdo con Juan Carlos Camacho Hernández, sus prioridades en este proyecto eran “agilidad en las labores de almacenaje y control de los productos”.

Partiendo de la base que para Cárnicas Chamberí era indispensable automatizar sus procesos logísticos, Mecalux ha instalado el sistema Pallet Shuttle automático. En esta solución, el transelevador es el responsable de mover las estibas desde las posiciones de entrada de la bodega hasta cualquier canal de almacenamiento. Una vez allí, un carro motorizado mueve las estibas y las deposita en la posición libre más profunda de cada canal.

Ventajas de la gestión automática de los productos

La bodega, que trabaja a una temperatura controlada de -20 ºC, está compuesta por un pasillo de almacenamiento con dos bloques de estanterías drive-in de 7 m de altura a ambos lados.

Las estanterías aprovechan los 633 m2 de superficie disponible a fin de proporcionar la máxima capacidad de almacenamiento posible: hasta 1.815 estibas con un peso máximo unitario de 1.000 kg. Al mismo tiempo, al tratarse de un sistema por compactación, se reduce la volumetría que se debe refrigerar y, como resultado, se disminuye el consumo energético.

A diario, Cárnicas Chamberí recibe una media de 120 estibas con productos terminados y materias primas (principalmente, carne de cerdo) y distribuye otras 150 estibas a sus clientes en España.

Al contar con equipos automáticos que efectúan los movimientos de la mercancía, la empresa ha acortado notablemente los tiempos empleados en cada operación, ha agilizado las entradas y salidas de productos y, por tanto, tiene mayor capacidad de reacción frente a los cambios de la demanda.

La automatización también es esencial para el mantenimiento de la cadena de frío de los productos. La bodega está conectada con producción mediante un circuito de transportadores y, antes de acceder a la bodega, las estibas deben cruzar una precámara. Esta se compone de un sistema de esclusas, con dos puertas que nunca están abiertas a la vez. De esta manera, la cámara queda protegida de los cambios bruscos de temperatura producidos por el paso continuo de unidades de carga.

Control de las operativas

Un centro de distribución con una operativa completamente automática como Cárnicas Chamberí requiere un software de gestión de bodegas (SGA) que dirija todos los movimientos de la mercadería: entradas, labores de almacenamiento y salidas. Por ello, se ha implementado Easy WMS de Mecalux, un sistema que ha contribuido a que la cadena de suministro de la empresa cárnica sea mucho más eficiente.

La gran mayoría de productos tienen mucha rotación, es decir, su entrada y salida es constante (si bien hay algunos de ellos que permanecen almacenados durante un tiempo determinado). El SGA se encarga de diferenciar los artículos desde el momento en que llegan a la bodega y de asignarles una ubicación. Así, los de mayor rotación se depositan en los extremos de los pasillos, más accesibles, para agilizar su entrada y salida, mientras que los demás se encuentran más alejados.

Easy WMS también controla toda la mercancía y aporta información en tiempo real sobre el estado del stock. Los responsables de la bodega pueden consultar dicha información en cualquier momento y, en consecuencia, tomar decisiones que ayuden a mejorar el servicio.

Dos canales de las estanterías están reservados al almacenaje de los pedidos que se deben distribuir con más urgencia. Cada noche, alrededor de las 2 de la madrugada, Easy WMS ordena al transelevador el envío de estibas a esos canales. De este modo, a la mañana siguiente, los pedidos ya están preparados para abandonar la bodega con mayor rapidez y ser distribuidos a sus clientes.

Juan Carlos Camacho Hernández - Director financiero de Cárnicas Chamberí
“Para agilizar la distribución y entrega de los pedidos de nuestros clientes, sabíamos que debíamos organizar mejor la mercancía y contar con una logística completamente automática. Estamos muy satisfechos con la bodega que nos ha proporcionado Mecalux porque su puesta en marcha se efectúo sin incidencias y nos ha aportado muy buenos resultados”.

Beneficios para Cárnicas Chamberí

  • Preservar la cadena de frío: la automatización asegura el mantenimiento de los productos a bajas temperaturas, garantizando su frescor y calidad.
  • Agilidad en las tareas de almacenamiento: el Pallet Shuttle automático introduce 120 estibas y extrae otras 150 de sus ubicaciones a diario.
  • El cliente es la prioridad: la distribución de la bodega está diseñada para facilitar las labores de almacenamiento. Easy WMS, además, organiza la preparación de pedidos por la noche para que su distribución y entrega sea más rápida.
Cámara de congelación automatizada
Capacidad de almacenamiento: 1.815 estibas
Dimensiones de las estibas: 800 x 1.200 mm
Peso máx. de las estibas: 1.000 kg
Altura de las estanterías: 7 m

Productos utilizados en este proyecto

Consulte con un experto (57 1) 488 1803

Solicitar información y/o presupuesto