Cámaras frigoríficas autoportantes: la mejor opción de crecimiento para un fabricante mexicano líder de productos hortofrutícolas

Tres cámaras de congelación mantienen en óptimas condiciones los productos de Fruvemex

Fruvemex
Fruvemex, uno de los fabricantes de productos hortofrutícolas refrigerados y congelados de más renombre en México, ha reforzado su ritmo de crecimiento con la construcción de tres cámaras frigoríficas autoportantes que en total suman una capacidad de almacenamiento de 5.728 estibas. Teniendo en cuenta las perspectivas de expansión de la compañía, se ha previsto la construcción de una cuarta cámara en un futuro.
Cámaras frigoríficas autoportantes: la mejor opción de crecimiento para un fabricante mexicano líder de productos hortofrutícolas

Fruvemex elabora frutas y verduras refrigeradas y congeladas, con una amplia selección de primera calidad. Desde su fundación en 1986, no ha dejado de crecer y expandir su mercado, localizado principalmente en Estados Unidos, Canadá y México.

En enero de 2013 solicitó la colaboración de Mecalux a fin de encontrar la mejor solución para almacenar todos los productos en su moderno centro de producción en Rosarito, una región agrícola perteneciente al estado de Baja California (México). Tras analizar en detalle las necesidades y características de la empresa, se optó por construir una cámara autoportante de 13 m de altura con capacidad para más de 1.900 estibas.

Una vez más, en agosto de 2013 Fruvemex contrató a Mecalux la construcción de una nueva cámara frigorífica de características similares a la primera, y que comparten los muelles de carga y descarga. Tiempo después, la segunda cámara se amplió en longitud (cámara 3) para así obtener una capacidad de 1.888 estibas más.

El primer almacén está preparado para ampliarse cuando sea preciso. Este proyecto permitirá afrontar las perspectivas de crecimiento de la compañía y adaptarse a la evolución del mercado.
 

Construcción autoportante

Las bodegas autoportantes son edificios integrales formados por estanterías en cuya estructura se colocan los cerramientos verticales y la cubierta. Mecalux eligió esta solución para Fruvemex por su idoneidad en cámaras frigoríficas y de congelación. El motivo es su sencillez constructiva, tan solo ocupan el espacio y volumen estrictamente requerido. Ello supone un ahorro considerable en el coste energético para mantener la instalación a la misma temperatura de forma permanente.

Toda la estructura se ha montado encima de una losa de hormigón resistente que favorece el aislamiento del suelo con los laterales del edificio. Los paneles de cerramiento y las puertas del almacén tienen el espesor adecuado para la temperatura que se opera en el interior.

Equipos de frío
En las tres cámaras se han emplazado los equipos de frío directamente sobre la estructura, sin tener que perforar los paneles (a diferencia de los almacenes de construcción tradicional). La posición de los evaporadores coincide con el pasillo principal.

Comunicación entre cámaras
Las tres cámaras de Fruvemex están unidas entre sí. En las bodegas 1 y 2, se ha abierto un paso inferior que cruza transversalmente las estanterías y conecta con un edificio de construcción tradicional donde se ubican los muelles de carga y descarga.

En las cámaras 2 y 3, también comunicadas, se ha retirado una parte de los paneles en cada uno de los pasillos para facilitar la circulación de las carretillas.

Doble profundidad
Las cámaras frigoríficas se componen de tres pasillos con estanterías de doble profundidad de 11 m de altura a ambos lados. En este sistema se depositan dos estibas –una detrás de otra– por un mismo lado del pasillo, lo que permite aumentar la capacidad de almacenamiento. Es una solución muy recomendada principalmente cuando se disponen de varias estibas de una misma referencia.

Equipos de manutención
Las estanterías selectivas de doble profundidad requieren máquinas elevadoras específicas para manipular la mercancía. En estas bodegas se emplean carretillas retráctiles que incorporan un sistema de tijera o pantógrafo en el portahorquillas. El mástil se queda fijo y no se retrae, sino que es la extensión de pantógrafo la que se desplaza para alcanzar la segunda estiba de cada ubicación.
 

Beneficios para Fruvemex

  • Máximo aprovechamiento del espacio: las tres cámaras frigoríficas de Fruvemex son de construcción autoportante y ocupan tan solo el espacio y volumen indispensable, reduciendo el consumo de energía que se necesita para mantener la temperatura de forma constante.
  • Gran capacidad: las estanterías instaladas en las tres cámaras ofrecen, en conjunto, una capacidad de almacenaje de 5.728 estibas de 1.020 x 1.220 mm, con un peso máximo de 1.000 kg.
  • Perspectiva de futuro: la primera cámara está preparada para ser ampliada con un nueva bodega autoportante, en previsión de futuras necesidades de Fruvemex.

Productos utilizados en este proyecto

  • Fruvemex ha reforzado su ritmo de crecimiento con la construcción de tres cámaras frigoríficas autoportantes que en total suman una capacidad de almacenaje de 5.728 estibas
    Fruvemex ha reforzado su ritmo de crecimiento con la construcción de tres cámaras frigoríficas autoportantes que en total suman una capacidad de almacenaje de 5.728 estibas
  • Las bodegas autoportantes son edificios integrales formados por estanterías en cuya estructura se colocan los cerramientos verticales y la cubierta
    Las bodegas autoportantes son edificios integrales formados por estanterías en cuya estructura se colocan los cerramientos verticales y la cubierta

Ficha técnica

Cámaras frigoríficas autoportantes de Fruvemex, México
Capacidad de almacenamiento: 5.728 estibas
Dimensiones de las estibas: 1.020 x 1.220 mm
Peso máximo por estiba: 1.000 kg
Altura de la bodega: 13 m
Longitud de la bodega: 42.7 m
Anchura de la bodega: 25 m
Solicitar información y/o presupuesto

Consulte con un experto (57 1) 488 1803