IKEA Components automatiza su bodega de Malacky sin interrumpir las operativas

IKEA Components automatiza su bodega de Malacky sin interrumpir las operativas

IKEA Components moderniza su logística con sistemas automáticos de Mecalux que permiten preparar con éxito el 99% de los pedidos.

IKEA Components, empresa de embalaje y entrega de accesorios y componentes para muebles, ha automatizado su bodega en Malacky, Eslovaquia. Mecalux ha instalado transelevadores trilaterales y transportadores para estibas en cada uno de los doce pasillos de la bodega, así como Easy WMS.

IKEA Components: embalaje y entrega de accesorios para muebles

Fundada en 1943 en Suecia, IKEA ha pasado de ser una pequeña empresa dedicada a la venta de muebles por catálogo a convertirse en una de las multinacionales más reconocidas del mercado. En la actualidad, comercializa muebles, objetos para el hogar y artículos de decoración de diseño contemporáneo en 62 mercados del mundo. IKEA Components, filial de IKEA, es la responsable del embalaje y la entrega de accesorios y componentes para muebles.

  • Año de fundación: 1943
  • Presencia internacional: 62 mercados
  • Nº de tiendas: 460

 

RETOS

  • Automatizar una bodega manual sin interrumpir las operativas.
  • Agilizar el almacenamiento del producto terminado procedente de las líneas de producción.
  • Controlar la trazabilidad de la mercancía que sale de fabricación.

SOLUCIONES

  • Transelevadores trilaterales para estibas.
  • Transportadores automáticos para estibas.
  • Software de gestión Easy WMS de Mecalux.

BENEFICIOS

  • Movimiento y almacenamiento automático de la mercancía procedente de producción.
  • 99% de pedidos completados con éxito en cantidad y tiempo.
  • Trazabilidad de las estibas en tiempo real.

Automatizar una bodega convencional sin interrumpir las operativas es una prioridad para las compañías y un desafío para los proveedores de sistemas de almacenamiento. IKEA Components, empresa dedicada al embalaje y distribución de accesorios de muebles, necesitaba modernizar su bodega ubicada en Malacky (Eslovaquia) para mantener la competitividad.

Frantisek Stora, director general de IKEA Components Eslovaquia, explica: “Teníamos experiencia en la automatización de bodegas pero, en general, siempre en proyectos greenfield, es decir, concebidos desde cero. Con la ayuda de Mecalux, hemos logrado transformar una instalación existente aprovechando la estructura de la bodega y las estanterías. El proyecto ha supuesto un desafío más complejo que en otras ocasiones pero, ahora que ya está finalizado, puedo confirmar que su ejecución ha sido un éxito para nosotros”.

Antes de ser automatizada, la bodega de IKEA Components contaba con doce pasillos de estanterías selectivas que se gestionaban mediante montacargas trilaterales. A medida que aumentaba el ritmo de producción, la compañía se percató de que había llegado el momento de apostar por sistemas robotizados. “En el pasado, nuestra prioridad era la automatización de los procesos productivos, pero desde hace unos años también hemos decidido modernizar nuestra logística interna”, afirma Stora.

El proceso de automatización de la bodega de IKEA Components, efectuado en cuatro etapas, ha culminado con la instalación de 12 transelevadores y transportadores que conectan la zona de almacenamiento con los puestos de entrada y salida de la mercancía procedente de producción. Los transelevadores trilaterales son un sistema que resulta ideal para automatizar estanterías convencionales de forma sencilla y económica sin modificar su estructura y sin interrumpir el funcionamiento de la bodega.

En el ecuador del proyecto, se eliminaron las tareas de picking porque la compañía pasó a recibir y distribuir estibas completas, sin necesidad de ser fraccionados. Esta modificación, testeada mediante el software de simulación Easy M, obligó a corregir la organización y el layout de la bodega. Como consecuencia, Mecalux cambió el sentido de circulación de los transelevadores y el circuito de transportadores a fin de trasladar de modo completamente automático las estibas hasta la zona de despachos.

El resultado de este proyecto de automatización logística ha permitido a la empresa aumentar su eficiencia: “Con la solución automática ahora podemos completar con éxito y a tiempo el 99% de los pedidos. IKEA Components tiene como objetivo abastecer a la multinacional de muebles de todos los accesorios necesarios para fabricar los productos. Para nosotros es de vital importancia tener procesos logísticos internos muy sólidos que nos hagan cumplir con los plazos marcados”, constata Stora.

Software de simulación de bodegas Easy M

Durante la segunda y la tercera fase del proyecto, Mecalux empleó un software de simulación para crear una representación virtual de todos los elementos que se encuentran en el interior de la bodega de IKEA Components; entre otros, la mercancía, los sistemas de almacenamiento y los equipos de manutención.

Esta tecnología sirve para realizar multitud de pruebas a fin de prever el rendimiento de la bodega y comprobar, por ejemplo, si la incorporación de nuevos sistemas de almacenamiento o procesos logísticos repercutirá en la productividad o si podrían generarse cuellos de botella.

El propósito de la simulación era verificar si el diseño de la instalación podría absorber los flujos requeridos en las fases 2 y 3, tanto de almacenamiento y extracción como de entrada y salida de estibas en los transportadores. El resultado de la simulación confirmó que el diseño de la instalación y el transelevador estaban preparados para realizar los ciclos requeridos: 85 movimientos combinados de estibas/hora para la fase 2 y 125 movimientos combinados para la fase 3.

Al finalizar la simulación, Easy M generó un informe en el que se especificaron todos los flujos de movimientos posibles en la bodega de IKEA Components, las cargas de trabajo y los tiempos de inactividad. El análisis se complementó con una representación animada en 3D de toda la instalación diseñada, en la que pueden verse las unidades de carga en movimiento.

Nuestro principal requisito era diseñar y equipar la bodega con sistemas automáticos. Antes teníamos que gestionar nuestra bodega de forma manual y, ahora, una vez automatizado, ya no tenemos que preocuparnos por los movimientos de las estibas porque los equipos automáticos lo hacen por nosotros.

Pavol Masarovič Director de Operaciones de IKEA Components Eslovaquia

Bodega automatizada conectada con producción

“Hoy por hoy, el 90% de las ubicaciones para estibas se gestionan con transelevadores trilaterales. La automatización nos permite afrontar con solvencia la fluctuación del número de pedidos. Así, durante la pandemia, el volumen de actividad subía y bajaba de manera constante, por lo que la automatización nos ayudó a ajustar nuestros recursos a las necesidades del mercado. Gracias a la robotización también hemos optimizado costos logísticos y operativos”, comenta Stora.

La bodega de IKEA Components está formada por doce pasillos con estanterías de 14 m a cada lado que dan cabida a las estibas procedentes de producción. El sistema, que destaca por su versatilidad, se ha personalizado para poder almacenar mercancía de cinco alturas distintas.

Los transelevadores trilaterales están diseñados para ejecutar tres movimientos diferentes: uno longitudinal ─a lo largo del pasillo─, otro vertical, para elevar y descender la cuna con la mercancía, y un tercer movimiento en profundidad para introducir y extraer las estibas de las estanterías.

Pavol Masarovič, director de Operaciones de IKEA Components, describe cómo es la operativa de la instalación: “Todas las estibas que llegan a la bodega provienen de nuestra área de producción y son transportados mediante vehículos de guiado automático hasta los puestos de inspección de entrada. Una vez en los transportadores, el software elige uno de los doce pasillos y la posición exacta de la estantería donde almacenar cada estiba. Posteriormente, cuando el sistema de gestión crea una orden de salida, todo el proceso de despacho se efectúa también de forma automática hasta que la estiba llega a la zona de carga”.

Ventajas de los transelevadores trilaterales

  • Adaptabilidad y fácil implantación: la solución se adapta a cualquier bodega con estanterías selectivas atendidas por montacargas trilaterales.
  • Aumento de la productividad: los transelevadores pueden trabajar las 24 horas del día y conferir gran agilidad operativa gracias a su funcionamiento por ciclos combinados.
  • Integración con otros sistemas: el transelevador trilateral se integra con otros equipos de manutención automáticos, como los transportadores, así como con el sistema de gestión de bodegas Easy WMS.
  • Reducción de errores: el almacenamiento y extracción automática de estibas elimina errores derivados de la manipulación manual de mercancías.
  • Máximo aprovechamiento del espacio: a diferencia de otros modelos de transelevadores, los trilaterales operan desde cota 0 y no precisan de testero superior.
  • Seguridad: gracias a la sustitución de los montacargas por transelevadores, la bodega es más segura y se minimiza cualquier riesgo derivado de la gestión manual de mercancía.

Trazabilidad de los componentes en tiempo real

“Con el software de gestión de bodegas conocemos en tiempo real las existencias y los flujos de materiales de la instalación”, comenta Masarovič.

Para controlar el inventario en tiempo real, los puestos de inspección de entrada (PIE) leen automáticamente la etiqueta de cada estiba que los vehículos de guiado automático han trasladado desde producción. Así, se verifica que la estiba corresponda con el señalado previamente por el software de gestión empresarial de IKEA Components. En los PIE, colocados en el circuito de transportadores, también se comprueba que las dimensiones y estado de las estibas cumplan los requisitos para poder ser almacenados.

Para asignar la ubicación idónea a las estibas, el software hace una serie de cálculos que consideran los huecos vacíos, la referencia y el nivel de demanda de cada artículo. Tras efectuar la estrategia de distribución del stock (slotting), interviene la robotización: mediante transportadores y un transelevador, las estibas se trasladan automáticamente hasta la ubicación correspondiente. Una vez almacenados, el software de gestión controla el estado de toda la mercancía en tiempo real e informa de cualquier movimiento que se produzca.

Apuesta por la logística 4.0

“La automatización nos aporta flexibilidad y eficiencia, así como la capacidad de almacenamiento que necesitamos. Además, la bodega automatizada también nos proporciona visibilidad del inventario en tiempo real”, asegura Masarovič.

IKEA Components ha potenciado su ritmo de crecimiento a través de la tecnología, integrando producción y logística de modo automático. La compañía se ha adentrado en la industria 4.0 con el objetivo de llevar un control más exhaustivo de los procesos, prestar un servicio más eficiente y afrontar los retos futuros con autonomía.

La relación con Mecalux siempre ha sido muy profesional. Antes de este proyecto tan ambicioso ya habíamos trabajado juntos, pero tras automatizar nuestra bodega, la eficiencia de Mecalux nos ha quedado todavía más clara si cabe.

Frantisek StoraDirector general de IKEA Components Eslovaquia