Automatización para gestionar la pintura de automóvil de Bollig & Kemper

27/02/2019

Bollig & Kemper, fabricante y distribuidor de pintura para automóviles, instalará una bodega automática para estibas en su centro de Plessis-Pâté (a 30 km de París). El suministro también incluirá el sistema de gestión de bodegas Easy WMS de Mecalux, así como estanterías para estibas.

Almacén automático para la pintura de automóvil de Bollig & Kemper en Francia

 

La bodega automática se compondrá de un pasillo de 40 m de longitud por el que circulará un transelevador monocolumna. Con capacidad para 380 pallets y una altura de 12,5 m, la bodega automática abastecerá la zona de producción mediante transportadores ubicados en el lateral de las estanterías y a una altura de 5,2 m.

En el suministro también se instalarán dos pasillos de estanterías para estibas de 6,5 m de altura que ofrecerán capacidad para 448 estibas. En ellas se alojará producto terminado y materia prima utilizada durante el proceso de fabricación.

 

Francis Lepême - Director de proyecto en Bollig & Kemper
"Hemos elegido Mecalux por su profesionalidad y el buen entendimiento entre ambas empresas durante la fase de diseño. Todo ello, combinado con una solución eficiente a nivel técnico y económico. El transelevador presenta muchas ventajas, como la reducción en los costes operativos, el tiempo de fabricación y los errores humanos”.

Un siglo de experiencia

Bollig & Kemper desarrolla, fabrica y distribuye pinturas plásticas para automóviles por toda Europa. Fundada en 1919, tiene su sede en Colonia (Alemania). Desde enero de 2016, Bollig & Kemper se ha convertido en filial de Nippon Paint Holding Europe, fabricante japonés de revestimientos con filiales en Asia, América del Norte y Europa.