Hiperautomatización: cuando la tecnología toma decisiones

22 octubre 2021

La hiperautomatización es una tendencia en auge cada vez más frecuente en la logística 4.0. Disponer de una cadena de suministro hiperautomatizada implica, en primer lugar, llevar a cabo una completa transformación digital de la logística y, en segundo, dejar en manos de la inteligencia artificial la toma de ciertas decisiones que hasta ahora recaían sobre humanos. El objetivo es ser más eficientes en los procesos gracias a la tecnología y que las personas intervengan cuando verdaderamente aportan valor.

Pero, ¿qué es realmente la hiperautomatización? y ¿cómo afecta la hiperautomatización a la logística y al resto de la cadena de suministro?

¿Qué es la hiperautomatización?

El término hiperautomatización fue acuñado por la consultora estadounidense Gartner (conocida por su Cuadrante Mágico y donde Mecalux aparece como proveedor destacado de SGA/WMS) para describir una sofisticación de la automatización, orientada a avanzar más allá de la automatización robótica de procesos o RPA. El objetivo es crear sistemas completamente autónomos capaces de asumir tareas mucho más exigentes, como la predicción de escenarios futuros o la toma de decisiones complejas.

La hiperautomatización, citada en el informe Gartner Top Strategic Technology Trends como una de las 10 principales tendencias tecnológicas, parte de la premisa de que se ha de automatizar cualquier proceso empresarial que sea susceptible de ello, haciendo especial hincapié en el procesamiento digital de todo tipo de datos, estructurados y no estructurados. 

Gracias a ella resulta más fácil impulsar la transformación digital, una estrategia que muchas empresas están llevando a cabo y que consiste en implementar nuevas tecnologías en todas las áreas de una compañía para mejorar su eficiencia.

Diferencia entre RPA e hiperautomatización 

La automatización robótica de procesos (RPA) supuso un paso decisivo en el camino hacia la robotización de tareas, especialmente administrativas, en el ámbito empresarial. Esta disciplina utiliza robots de software para replicar y ejecutar tareas de carácter rutinario y repetitivo anteriormente desarrolladas por humanos, como por ejemplo extraer datos, rellenar formularios, realizar cálculos, copiar, pegar y renombrar archivos o crear directorios y carpetas. Aunque contribuyen de modo significativo a agilizar y ejecutar múltiples procedimientos sin errores, no se debe perder de vista que estos robots desarrollan acciones basadas en una serie de reglas previamente definidas.

La hiperautomatización es una evolución de la RPA, ya que se intensifica el nivel de automatización creando flujos donde los robots actúan con autonomía. Estos no se limitan a desplegar acciones siguiendo instrucciones preestablecidas sino que asumen también la responsabilidad de tomar distintas decisiones, lo que exige refinar su capacidad analítica y predictiva. 

Por este motivo, la hiperautomatización se basa en la integración de la RPA con tecnologías como la inteligencia artificial (que hace posible que los sistemas digitales imiten la inteligencia humana), el machine learning (que permite que las máquinas interpreten datos externos y aprendan de ellos para tomar decisiones) o el big data (que posibilita el procesamiento de un gran volumen de datos, estructurados y no estructurados).

Ejemplos de hiperautomatización en la cadena de suministro

A la hora de aplicar la hiperautomatización en la cadena de suministro es indispensable disponer de un sistema de recopilación y digitalización de los datos para luego poder ejecutar una acción determinada, de modo completamente autónomo, sin intervención humana. Estos son algunos ejemplos de hiperautomatización potencialmente aplicables en la cadena de suministro: 

  • Back office: a través de recursos como el reconocimiento óptico de caracteres (OCR) y el análisis de textos, un robot podría procesar documentos para extraer la información relevante de un pedido procedente de un cliente y generar de modo automático la orden de picking correspondiente. Soluciones de este tipo suponen una auténtica oportunidad para acelerar y automatizar la gestión documental y administrativa en la cadena de suministro.
  • Planificación de la demanda: mediante la recopilación y el análisis integral de datos como los históricos de ventas y otras variables igualmente relevantes, un robot podría ser capaz de prever el comportamiento de la demanda para, por ejemplo, anticiparse a situaciones indeseables como una rotura de stock. De ese modo, se puede disponer de un inventario actualizado y ajustado a las necesidades reales de la empresa, llevando un control eficiente, predictivo y en tiempo real. 
  • Seguimiento y entrega de los pedidos: la hiperautomatización permitiría, por ejemplo, informar con mayor precisión de la hora de entrega de un pedido o avisar al cliente cuando se prevé una demora. Además, es capaz de optimizar la gestión de flotas de transporte teniendo en cuenta información actualizada del tráfico.
  • Organización del almacén: la digitalización de la gestión de la bodega permite automatizar y optimizar tareas como el slotting (la asignación de ubicaciones de la mercancía). A partir de una serie de condiciones definidas con antelación (tamaño, rotación, tipo de stock, etc.), un software de almacén como Easy WMS de Mecalux puede coordinar la ubicación de los productos tomando en cada momento la mejor decisión posible y contribuyendo a conseguir una organización eficiente y sin errores.

Aplicada a la cadena de suministro, la hiperautomatización alienta la integración de la tecnología más avanzada para conseguir niveles de autonomía cada vez mayores, con el objeto de incrementar la eficiencia de sus distintas operaciones.

Digitalizar el transporte interno de mercancía es uno de los procesos que incluye la hiperautomatización
Digitalizar el transporte interno de mercancía es uno de los procesos que incluye la hiperautomatización

Ventajas de una cadena de suministro hiperautomatizada

Las empresas que apuestan por la hiperautomatización podrán disfrutar de una cadena de suministro optimizada, disponible 24/7 y capaz de anticiparse a las necesidades de los clientes. Detectar con antelación posibles cambios inesperados y poder reaccionar a tiempo gracias a la analítica predictiva hace que la cadena de suministro sea altamente eficiente.

El uso de tecnologías tan avanzadas como la IA o el machine learning permite identificar patrones, oportunidades o incidencias gracias al análisis de gran cantidad de datos (big data). Con la hiperautomatización, los empleados pueden dedicarse a otras operativas que aporten más valor y que no sean tan repetitivas, así como controlar las decisiones que sugerirá la propia tecnología.

Al mismo tiempo, la hiperautomatización es una herramienta excelente para reducir equivocaciones y costos operativos. Se acabaron los errores que suponen un importante costo añadido, como pueden ser la falta de organización de la mercancía, un inventario desactualizado, un desajuste en el aprovisionamiento o un intercambio de información ineficiente. Además, la hiperautomatización fomenta un uso responsable y sostenible de los recursos de la cadena de suministro a fin de reducir el impacto medioambiental.

En definitiva, la hiperautomatización logística permite mantener la competitividad a través de la agilización de procesos, la eliminación de errores y la reducción de costos.

La gestión digital de la entrega de los pedidos también forma parte del proceso de hiperautomatización
La gestión digital de la entrega de los pedidos también forma parte del proceso de hiperautomatización

Robots decisivos en una cadena de suministro eficiente

La hiperautomatización configura una nueva etapa en la transformación digital de la logística. La tendencia es potenciar la digitalización de los procesos y, a su vez, automatizar todo aquello que pueda ser automatizado, delegando incluso ciertas decisiones a la tecnología. Todo ello, a fin de aumentar la productividad y reducir costos. Además, la hiperautomatización potencia la flexibilidad y la escalabilidad con el propósito de que cualquier empresa pueda adaptarse a diferentes escenarios. 

A la hora de automatizar un almacén y de apostar por la digitalización de los procesos es indispensable asesorarse a través de un especialista que analice las necesidades de la empresa con vistas a encontrar la mejor solución para cada caso. Desde Mecalux somos expertos en ayudar a empresas de cualquier sector a automatizar su logística mediante soluciones robotizadas de almacenaje y el software de gestión de bodegas Easy WMS de Mecalux. No dudes en contactar con nosotros para empezar a disfrutar de un potente software que te ayude a dinamizar el picking, determinar la estrategia de ubicación de la mercancía y a optimizar la gestión del stock, entre otras muchas ventajas.