¿Cuándo elegir un Pallet Shuttle semiautomático o uno automático?

10 diciembre 2021

¿Cómo elegir entre un sistema de Pallet Shuttle semiautomático y uno automático? Si un responsable logístico se enfrenta a este dilema es porque, de entrada, ya tiene claro que el Pallet Shuttle es la solución más adecuada para su almacén. La duda ahora es si debe optar por un sistema semiautomático, asistido por montacargas, o bien por uno automático, asistido por transelevadores.

Sin embargo, antes de entrar en detalle en esta comparativa, expliquemos brevemente qué es un Pallet Shuttle. Se trata de una solución que reduce el espacio ocupado por la mercancía en un almacén gracias a la eliminación de pasillos. Este sistema de almacenaje compacto se basa en un carro motorizado (Pallet Shuttle), que se introduce en las estanterías a fin de depositar o extraer estibas de su interior.

Se podría considerar una evolución de las estanterías drive-in. Pero en lugar de que un montacargas penetre en el interior del pasillo, es el carro Pallet Shuttle el que realiza esta maniobra. Así, aumenta la seguridad de los operarios y también la capacidad de compactación, a la vez que alberga referencias más variadas en el mismo espacio.

La clave está en cómo llega el carro Pallet Shuttle hasta la estantería. En el sistema semiautomático, un operario debe trasladar el carro con su montacargas y controlar luego sus movimientos. En el sistema automático, no hay intervención humana en ningún momento del proceso.

¿Qué es un Pallet Shuttle semiautomático?

El Pallet Shuttle semiautomático está conformado por un carro eléctrico y por un conjunto de estanterías compactas. Un operario con un montacargas coloca el carro en la entrada del canal donde desea trabajar. Una vez situado en la estantería, el operario guía el shuttle mediante una tablet con conexión wifi. El carro, a través de un PLC embarcado y de una antena wifi, recibe las instrucciones del software de rango superior y ejecuta los movimientos programados. El carro satélite eleva la estiba para depositarla en la primera ubicación libre y, a continuación, procede a repetir la operación hasta completar el canal.

El Pallet Shuttle, en su versión semiautomático y en la automatizada, es la herramienta perfecta para incrementar la productividad en almacenes manuales, en especial cuando se opera en condiciones ambientales adversas (puede funcionar en cámaras de congelación de hasta -30 ºC).

El carro eléctrico compacta la mercancía, lo que resulta ideal cuando se trabaja con un elevado volumen de estibas por referencia. Ese es el caso, por ejemplo, del almacén de la empresa alemana de servicios WISAG, que cuenta con dos bloques de estanterías compactas de 9,5 metros de altura. Los carros motorizados agilizan el almacenaje de esta instalación con una capacidad de hasta 11.000 estibas.

La compañía alemana de servicios WISAG apostó por el sistema Pallet Shuttle semiautomático para su nuevo almacén
La compañía alemana de servicios WISAG apostó por el sistema Pallet Shuttle semiautomático para su nuevo almacén

En este sistema de almacenamiento la mercancía se gestiona habitualmente según el criterio LIFO (last in, first out), es decir, la última mercancía en entrar es la primera en salir. Esta solución de extracción de mercancía es muy conveniente para productos sin fecha de caducidad. No obstante, también puede habilitarse la estantería para aplicar el método FIFO, siempre y cuando el módulo posea entradas y salidas por ambos lados.

En un almacén manual con estanterías compactas, la seguridad tanto de la instalación y la mercancía como, en particular, del operario es un valor básico para cualquier solución de almacenaje. El sistema de almacenaje Pallet Shuttle semiautomático dispone de múltiples componentes de seguridad en el propio shuttle y en la estantería: topes de carro, lectores de final de carril y un búmper de seguridad en el carro satélite o topes de final de carril en el sistema de almacenaje.

¿Qué es un Pallet Shuttle automático?

El sistema Pallet Shuttle automático también está compuesto por el carro satélite y por las estanterías compactas. No obstante, esta solución de almacenaje sustituye los montacargas por equipos de manutención automáticos como lanzaderas o transelevadores bicolumna, que mueven el shuttle por los diferentes canales de la estantería.

Conocido también como APS, cuyas siglas en inglés responden a Automatic Pallet Shuttle, este sistema destaca por ser una solución totalmente autónoma. El carro satélite es dirigido por un sistema de gestión de bodegas que coordina todas las operativas, optimizando los movimientos del carro y del transelevador. Los equipos automatizados pueden realizar ciclos combinados de trabajo, ubicando mercancía dentro del canal y, en el mismo movimiento, extraer la carga deseada.

Esta solución es idónea para empresas con almacenes de gran densidad de pedidos y con una elevada cantidad de estibas por referencia. Además, en instalaciones con gran rotación de productos, este sistema garantiza una salida y entrada constante de mercancía y, sobre todo, minimiza el riesgo de error en operativas sensibles como la ubicación y extracción de estibas.

Los transelevadores bicolumna, donde el shuttle se ubica en la cuna, al igual que las lanzaderas son equipos de manutención capaces de resistir y operar en condiciones ambientales adversas como en cámaras de refrigeración. De hecho, es en ese entorno donde esta solución gana mayor fuerza: los operarios limitan su productividad porque no pueden exponerse constantemente al frío, mientras que las máquinas siguen manteniendo el mismo rendimiento 24/7.

Ese es el caso, por ejemplo, de la instalación completamente automatizada de Cárnicas Chamberí en Toledo (España): un almacén con temperatura controlada de -20 ºC donde un Pallet Shuttle automático se encarga de acelerar la extracción y ubicación de estibas en el bloque de estanterías compactas. “Para agilizar la distribución y entrega de los pedidos de nuestros clientes, sabíamos que debíamos organizar mejor la mercancía y contar con una logística del todo automática”, apunta Juan Carlos Camacho Hernández, director financiero de Cárnicas Chamberí.

Cárnicas Chamberí implantó el sistema Pallet Shuttle automático en su almacén de Toledo (España)
Cárnicas Chamberí implantó el sistema Pallet Shuttle automático en su almacén de Toledo (España)

Qué sistema elegir: semiautomático o automático

El sistema de extracción y ubicación por carro satélite es muy habitual en almacenes con un volumen elevado de productos por referencia. De hecho, tanto la versión semiautomática como la automatizada son ideales para cámaras frigoríficas pues compactan la mercancía, aprovechan la capacidad del almacén y rebajan el costo energético.

La elección de un sistema Pallet Shuttle semiautomático o uno 100% automatizado depende de múltiples factores, entre los que sobresalen:

  • Flujos de trabajo: el volumen de demanda de productos y la rotación de las referencias en el almacén determina si es necesaria una solución automática para elevar los ciclos de trabajo del Pallet Shuttle.
  • Inversión: el grado de inversión inicial depende de las necesidades de cada compañía, de sus instalaciones y del tipo de producto que manipulen. Un almacén equipado con el sistema Pallet Shuttle semiautomático requiere una inversión inferior a la de implementar una solución completamente automatizada.
  • Capacidad del almacén: el número de metros cuadrados para el almacenamiento es una variante fundamental, porque los sistemas automáticos operan en pasillos más estrechos que los que precisan los montacargas. Asimismo, los almacenes automáticos garantizan una manipulación ágil y segura a grandes alturas.
  • Seguridad: no es conveniente exponer a los operarios a condiciones ambientales adversas durante largos periodos de tiempo, pues su productividad disminuye en estos entornos. Sustituir los montacargas por lanzaderas o transelevadores que automaticen el movimiento del Pallet Shuttle permite operar con un máximo rendimiento en estos almacenes.
  • Operativa insuficiente: cuando el almacén no es capaz de despachar los pedidos ni siquiera al máximo rendimiento en tres turnos de trabajo, es imprescindible implementar soluciones tecnológicas para multiplicar la productividad.
  • Marketing logístico: la automatización de un almacén puede reforzar el prestigio de una empresa, pues conlleva operativas más rápidas, de mayor seguridad, a la vez que promueve atributos logísticos como la trazabilidad de producto.

En todo caso, tanto el Pallet Shuttle semiautomático como el automático optimizan los movimientos de los sistemas manuales y, sobre todo, minimizan la posibilidad de error en la manipulación de mercancía.

 

Máximo rendimiento para el almacén

En su versión semiautomática o combinado con transelevadores y lanzaderas, el Pallet Shuttle es una herramienta logística idónea para optimizar la capacidad de almacenamiento de la instalación y para agilizar las operaciones que tienen lugar dentro del almacén.

En Mecalux tenemos una amplia experiencia en el diseño y la implantación de sistemas de tipo shuttle automáticos y semiautomáticos. Contacta con nosotros y un consultor experto estudiará tu caso para proponerte la mejor solución para tus necesidades.