Bodega semiautomática: tecnología unida al factor humano

22 septiembre 2021

La bodega semiautomática, solución logística preferida por aquellas empresas que no quieren o no pueden optar por una automatización completa, combina tecnología y trabajo humano para aprovechar las ventajas que aportan los sistemas automáticos y las tareas de ejecución manual. 

¿Qué sistemas de almacenamiento semiautomáticos ofrece el mercado? ¿Cuándo es adecuado apostar por ellos y qué beneficios aportan? En este artículo respondemos a estas preguntas.

Qué es una bodega semiautomática

Una bodega semiautomática es aquella que fusiona soluciones automáticas de almacenamiento, gestión o transporte con operaciones manuales. Aunque son bodegas tecnológicamente más avanzadas que las convencionales, en ellos el factor humano continúa desempeñando un rol muy importante. 

Para que una bodega pueda ser catalogada como semiautomática es necesario que determinadas operativas de intralogística (recepción, transporte, almacenamiento, preparación de pedidos, expedición) se realicen con un cierto nivel de automatización, al tiempo que otros procesos se continúen resolviendo manualmente.

7 beneficios de la bodega semiautomática

La semiautomatización de una bodega aporta los siguientes beneficios:

1) Descenso de errores. Previene equivocaciones derivadas de una operativa completamente manual.

 

2) Aumento de la productividad. Tanto los equipos automáticos como los dispositivos de ayuda para el picking incrementan significativamente el rendimiento de los operarios que trabajan en la bodega.

 

3) Valor añadido. Cuando se automatizan ciertos procesos como, por ejemplo, el movimiento de la mercancía, los operarios pueden dedicarse a otras tareas que aporten más valor.

 

4) Disminución de los costos de mantenimiento. La manipulación automática de la mercancía reduce el desgaste y los daños asociados al uso reiterado de equipos de manutención como montacargas y apiladores.

 

5) Mayor satisfacción del personal. La introducción de determinadas soluciones automáticas libera a los operarios de las tareas más fatigosas, mejorando ostensiblemente su nivel de satisfacción laboral.

 

6) Incremento en la seguridad de la mercancía. El transporte automático de la mercancía ayuda a que esta se mantenga en perfecto estado.

 

7) Implementación de un inventario permanente. La utilización de un sistema de gestión de bodegas (WMS) permite identificar y controlar el stock en tiempo real. Con el histórico de movimientos puede llevarse a cabo un estricto control de la trazabilidad de los productos.

 

Implementar un cierto grado de automatización en una bodega tradicional ayuda a mejorar el rendimiento logístico y a disminuir errores y costos operativos.

En un almacén semiautomático, los transportadores dinamizan el flujo interno de mercancía y acercan los productos hasta las estaciones de picking
En una bodega semiautomático, los transportadores dinamizan el flujo interno de mercancía y acercan los productos hasta las estaciones de picking

Soluciones semiautomáticas para la bodega y ejemplos de aplicación

La solución semiautomática por excelencia es el Pallet Shuttle semiautomático, un sistema de almacenamiento compacto en el que un carro motorizado se desplaza por el interior de los canales de almacenaje realizando la carga y descarga de estibas. De ese modo, los operarios únicamente tienen que colocar la estiba en la primera posición de cada canal, con la ayuda de un montacargas. Alisson Ferreira, gerente de Planificación y Operaciones Logísticas de Coca-Cola Refrescos Bandeirantes (Brasil), explica las ventajas aportadas por esta solución en su bodega: "El Pallet Shuttle nos brinda una mayor productividad porque el carro motorizado se encarga de trasladar automáticamente las estibas por el interior de los canales. Los operarios se han adaptado rápidamente y, desde el primer día, percibo que el trabajo se hace más rápido y de forma más segura".

Otro recurso propio de la bodega semiautomática consiste en la automatización del flujo de mercancías. Los transportadores para estibas, por ejemplo, permiten mecanizar el movimiento interno entre dos zonas diferenciadas para, posteriormente, seguir con una operativa manual. Una solución de estas características es la que se ha implementado en Tadim, multinacional comercializadora de nueces y frutos secos, cuyo responsable de Logística asevera: “Comunicando bodega y producción con transportadores hemos aumentado en un 73% el número de recepciones”.

La automatización del transporte de mercancías sirve también para implementar métodos de picking como el goods-to-person (GTP), una estrategia de preparación de pedidos en la que habitualmente un circuito de transportadores para cajas traslada la mercancía hasta las estaciones de picking en las que los operarios clasifican la mercancía de forma manual. En la bodega que Grupo Rossignol posee en Saint-Étienne-de-Saint-Geoirs (Francia), por ejemplo, la instalación de un transportador que conecta la entreplanta con la zona de consolidación y empaquetado ha maximizado el rendimiento operativo, permitiendo a los operarios preparar hasta 5.000 pedidos diarios.

En una bodega semiautomática también encontramos soluciones de automatización relacionadas con la preparación de pedidos. De ahí que se suelan emplear sistemas de ayuda para el picking, como el pick-to-light, un método en el que mediante señales luminosas se indica a los operarios las unidades de producto que deben extraer de cada caja. Esta es la solución implantada en la zona de preparación de pedidos de productos de alta rotación de la bodega de AS Healthcare en París, que se compone de dos bloques de estanterías dinámicas para cajas equipadas con el sistema pick-to-light.

Otro sistema de ayuda que destacar es el picking por voz. Con él se asiste a los operarios de la bodega mediante instrucciones verbales que les informan qué deben hacer en todo momento. La empresa de artículos deportivos Decathlon ha incorporado esta tecnología en tres nuevas bodegas en Italia a fin de afrontar la creciente demanda de pedidos online.

Por último, la implantación de un sistema de gestión de bodegas (WMS) en una bodega convencional también configura una bodega semiautomática, ya que combina sistemas de almacenamiento, manipulación y transporte manuales con la gestión informatizada de la bodega. Un ejemplo de este sistema es el que ha implementado la multinacional alimentaria Danone, en cuya bodega omnicanal de Valdemoro (España) se preparan 700 pedidos diarios con la ayuda de Easy WMS de Mecalux.

Sistemas de picking semiautomáticos como el pick-to-light combinan la tecnología con el trabajo manual
Sistemas de picking semiautomáticos como el pick-to-light combinan la tecnología con el trabajo manual

¿Cuándo apostar por una bodega semiautomática?

Existen diferentes casuísticas por las que una empresa podría apostar por automatizar una parte de su operativa logística, entre ellas:

  • Optimizar el almacenamiento de una misma referencia. Escenario ideal para la instalación del sistema Pallet Shuttle semiautomático. 
  • Aumentar la eficiencia en el picking. Sistemas de ayuda como el pick-to-light o el voice picking potencian el rendimiento de los operarios durante las labores de preparación de pedidos y, a la vez, reducen la probabilidad de cometer equivocaciones.
  • Dinamizar el transporte interno de mercancía. Los equipos de manutención automáticos como los transportadores son altamente recomendables cuando es preciso salvar grandes distancias entre dos zonas o entre operativas diferentes. 
  • Mejorar la gestión de la bodega. No es necesario contar con una bodega completamente automático para implementar un software de gestión. En una bodega convencional también se puede realizar una gestión digital de la información gracias a un WMS. 

Nunca es tarde para aumentar el grado de automatización de una bodega, sobre todo porque al hacerlo se incrementará el rendimiento de operarios y la eficiencia de las operaciones. 

Un almacén semiautomático puede integrar un SGA con soluciones de almacenaje convencionales
Una bodega semiautomática puede integrar un WMS con soluciones de almacenamiento convencionales

Equilibrio entre automatización e intervención humana

La bodega semiautomática es, hoy en día, la solución logística preferida por las compañías que no necesitan disponer de una bodega 100% automatizada, principalmente porque no les resulta rentable. En estos casos, la clave está en identificar qué operativas pueden optimizarse mediante la automatización y cuáles conviene mantener en ejecución manual.

En Mecalux somos especialistas en la implementación de sistemas automáticos de almacenamiento que se ajustan a las necesidades de cada empresa, independientemente de su sector. Si crees que ha llegado el momento de beneficiarte de la automatización de ciertas operaciones de tu bodega, contacta con nosotros para que te ayudemos a encontrar una solución logística integral y completamente personalizada.