Los hubs logísticos son instalaciones logísticas ubicadas en un emplazamiento privilegiado

Hub logístico: expedición y envío 4.0

27 agosto 2021

Los hubs logísticos han tomado protagonismo debido a los grandes retos que ha introducido la logística e-commerce: la gestión de las devoluciones y la entrega de pedidos ultrarrápida. Esto ha obligado a las compañías a acercarse a las grandes urbes y a los principales nodos de comunicación para garantizar una última milla eficiente.

En este artículo analizaremos qué es un hub logístico, qué aspectos tener en cuenta a la hora de diseñarlo y qué papel juega en la logística actual.

¿Qué es un 'hub' logístico?

Un hub logístico es un área logística destinada a todas las actividades relacionadas con el transporte, clasificación, expedición y distribución de mercancías para el tránsito nacional e internacional.

En otras palabras, los hubs logísticos son zonas logísticas con una ubicación privilegiada, preferentemente cerca de las grandes urbes o en los principales nodos de comunicación, como puertos o aeropuertos. Esto facilita la organización del trabajo y optimiza la cadena de suministro del producto.

Compuestos por múltiples almacenes, edificios de oficinas y centros de distribución, estos espacios suelen reunir a una amplia variedad de compañías, que aprovechan el excelente enclave geográfico para optimizar su logística. También existen hubs logísticos donde solo se sitúa una organización, normalmente operadores logísticos o compañías con un gran volumen de demanda de productos.

Los nodos logísticos rara vez incorporan centros de producción. Su principal función es agilizar la expedición y envío del producto al cliente final.

Ventajas de contar con un ‘hub’ logístico

En este contexto, un hub es una solución para incrementar el nivel de servicio y compromiso logístico. Estas son las ventajas que obtiene una empresa al apostar por establecerse en estas plataformas:

  • Eficiencia en la expedición y envío de producto: un hub logístico garantiza la agilidad en la expedición y la recepción con transporte multimodal.
  • Reducción de costos operativos: el nodo logístico debe estar sincronizado con el centro de producción y el de distribución para evitar que haya sobrecostos en etapas clave como la preparación de pedidos o la consolidación.
  • Adaptación a la logística e-commerce: un centro logístico cercano a una gran urbe acorta los tiempos de entrega y posibilita una mejor gestión de la última milla.
El diseño del layout del ‘hub’ logístico requiere de un análisis previo para determinar dónde situar los muelles de carga
El diseño del layout del ‘hub’ logístico requiere de un análisis previo para determinar dónde situar los muelles de carga

La implementación de una plataforma logística permite disponer de una instalación especializada en la gestión de la expedición y el envío al cliente final. Coordinado con el almacén principal, el hub puede contar con espacios orientados a servicios de valor añadido (VAS), a la preparación de pedidos por cross-docking o a la gestión de las devoluciones.

Ubicación de un ‘hub’ logístico

Un hub logístico es un conjunto de almacenes e instalaciones logísticas y administrativas cuya función es agilizar la expedición y el envío de mercancía. Estas plataformas se establecen en ubicaciones privilegiadas, a poca distancia de las grandes ciudades, cercanas a los puertos y aeropuertos más importantes de cada país, así como en los principales nodos de transporte terrestre.

Estas instalaciones se han de situar en una zona con buenos accesos, con el objetivo de agilizar la recepción de mercancías desde el centro de distribución o desde otros proveedores. La falta de los accesos necesarios o la precariedad de los mismos pueden ocasionar retrasos en los pedidos y errores de coordinación que resten competitividad a las empresas de la plataforma.

A la hora de escoger emplazamiento para esta zona logística es clave determinar correctamente la distribución del hub. Cabe destacar que estas plataformas no solo albergan almacenes, sino también oficinas, áreas de servicios o aduanas (en puertos y aeropuertos). Por ese motivo, es imprescindible diseñar el centro logístico racionalmente para que estos espacios puedan estar coordinados y así agilizar las operativas.

¿Qué tener en cuenta a la hora de diseñar un ‘hub’ logístico?

La estructura del hub logístico está compuesta por múltiples almacenes, de una o varias compañías, encargados de gestionar la logística de entrega de pedidos. Así pues, la correcta organización de la plataforma logística es esencial para aprovechar la situación privilegiada de la plataforma. Para el diseño del layout del centro logístico, es necesario un análisis previo para determinar cuáles deben ser los accesos a cada edificio, dónde disponer los muelles de carga y, sobre todo, cómo debe ser la circulación de vehículos, equipos de manutención y personas dentro de la zona logística.

El diseño del nodo no solo debe tomar en consideración la demanda actual de los productos. Ya sea para uno o para varios operadores logísticos o empresas, es fundamental contar con un plan de inversiones y desarrollo que permita escalar los sistemas de almacenaje y preparación de expediciones que conforman cada edificio y el propio hub en sí.

El nuevo complejo automático de Intersurgical en Lituania ejerce como hub logístico
El nuevo complejo automático de Intersurgical en Lituania ejerce como hub logístico

En ese sentido y con el fin de reducir los tiempos de entrega, las empresas automatizan sus procesos: incorporan transportadores para estibas y cajas y sistemas de almacenaje con transelevadores. Estos agilizan la extracción y depósito de la mercancía y aseguran que no se dañen las unidades de carga durante las operativas de almacén. Los hubs logísticos suelen incorporar la última tecnología en todas sus operaciones: desde puestos de inspección de entrada (PIE) en la zona de recepciones y almacenaje hasta muelles de carga automáticos y sórters para agilizar la expedición y el envío de mercancías.

Ese ha sido el caso, por ejemplo, del nuevo hub logístico de la compañía Intersurgical en Lituania. El nuevo centro logístico, coronado por una bodega autoportante automática de más de 30 metros de altura, recibe más de 500 estibas diarias de las otras plantas de la compañía en Reino Unido, Italia o China. “Estamos contentos de decir que, en muy poco tiempo, hemos conseguido un mejor control sobre todos los procesos relacionados con nuestra logística. Este hecho será esencial en el futuro a medida que crezca nuestro negocio y sigamos manteniendo este centro como el eje de nuestra principal red de distribución global", señala el gerente de la cadena de suministro del grupo Intersurgical, Martynas Tamosiunas.

El layout no es el único proceso de diseño que existe durante la puesta en marcha de un hub logístico. En un hub logístico como el de Intersurgical en Lituania, en el que la prioridad sea disminuir los costos y los tiempos de entrega de los pedidos, el sistema de gestión de bodegas (WMS) ejerce de cerebro del nodo, sincronizando las operaciones entre el centro de distribución y la plataforma logística.

El sistema es la herramienta que garantiza un control en todo momento del stock que se ubica en los diferentes almacenes de la compañía. El responsable logístico, y el cliente en el caso de tratarse de un operador logístico, contarán con una visibilidad integral sobre las existencias y sobre el estado de cada pedido.

Asimismo, el WMS se encarga de sincronizarse con el software de los diferentes carriers para agilizar el envío al cliente final. La funcionalidad de Multi Carrier Shipping Software posibilita que el hub logístico automatice la expedición por criterios como ruta del transportista, cliente final e, incluso, agencia del transportista.

Un software como Easy WMS elimina errores en la expedición de mercancía
Un software como Easy WMS elimina errores en la expedición de mercancía

‘Hub’ logístico: expedición desde una ubicación privilegiada

Los hubs logísticos se han consolidado como la solución ideal para reducir los tiempos en la entrega de pedidos. Situarse en un enclave geográfico privilegiado, cerca de los principales nodos de comunicaciones, agiliza el transporte de mercancías, asegurando una última milla eficiente.

Estas plataformas logísticas no solo se sirven de una buena localización. Los hubs logísticos están equipados con la última tecnología para incrementar el rendimiento de los procesos. Nuevas tendencias de consumo como la omnicanalidad, por ejemplo, no solo demandan la proximidad a las grandes ciudades, sino automatizar las operativas para suprimir el riesgo de pedidos erróneos.

En Mecalux llevamos más de 50 años apoyando a nuestros clientes con soluciones que les ayuden a ser más competitivos en la expedición y el envío de los pedidos. Contacta con nosotros y un experto te asesorará en cómo automatizar y digitalizar tus procesos para incrementar el rendimiento de tu hub logístico.